jueves, 23 de mayo de 2013

DIARIO DEL HUERTO


Hola amigos.

En esta ocasión voy a comentaros algunas cosas sobre una “herramienta” que también es esencial para mi huerto: El diario del huerto.

La gente que conozco y que pone huerto, dispone de un lugar físico que, en función de sus necesidades o de sus intereses, cultiva de una determinada manera. Cada cultivo lo coloca en el lugar más conveniente según el momento y para nada tiene en cuenta ni que puso anteriormente ni, mucho menos, lo que pondrá a continuación.

Para mí este recurso es fundamental para la organización y buen hacer en mi huerto, ya que en él anoto todas las labores y operaciones de cultivo que realizo, así como observaciones sobre cualquier cosa que ocurra en el huerto. Uno puede pensar que no se le va a olvidar nada de lo que haga, pero cuando han transcurrido los meses no sabes exactamente en que fecha hiciste tal o cual labor, o de que manera la hiciste, que es casi más importante.

El diario me ha resultado imprescindible para plantear los cultivos que voy a sembrar cada año y en qué bancal. Aunque eso sí, siempre abierto a posibles modificaciones por cualquier causa que pueda darse, como por ejemplo falta de tiempo para preparar el terreno debido a la climatología. Con las distintas observaciones que voy escribiendo me he dado cuenta que la cantidad de pimientos que puse al comienzo del huerto era excesiva para el consumo de mi casa, y que sin embargo, la superficie dedicada a tomates, resulto escasa porque es uno de los productos más apreciados y con más usos. En las imágenes siguientes veis como estructuro mi diario.



En primer lugar tengo un croquis con la distribución de bancales. Como podréis imaginar, la flecha indica que está está orientado al norte.



El cuadro que veis a continuación recoge los cultivos que he realizado cada año (divididos en dos épocas, verano e invierno), y los que realizaré en un futuro (planteados desde el punto de vista actual, lo que como dije antes está abierto a cualquier modificación que pueda surgir). Podéis apreciar que este año he aumentado el número de bancales. Este cuadro lo he planteado intentando realizar una correcta rotación de cultivos sobre los bancales. Para ésto lo considero muy importante, ya que mejoraremos la producción de nuestro huerto de una forma más barata y rentable, tanto para nosotros como para el medio ambiente.



Por último, la tabla principal, donde anoto la fecha y la operación que realizo, ya sea laboreo del bancal, siembra, primera recolección,… Al final de cada campaña veraniega, allá por octubre, recojo las impresiones más importantes, sobre cantidad de plantas puestas, recomendaciones para el riego de la siguiente campaña, forma de preparación del terreno,…

 

Espero que esta herramienta os sea útil si decidís utilizarla.

Un saludo y hasta otra ocasión.

Recordad que, a pesar de todo, el huerto es fácil.