miércoles, 4 de junio de 2014

VIRUS DEL MOSAICO AMARILLO DE LA JUDÍA

A continuación vamos a ver unas nociones básicas sobre el virus del mosaico amarillo de la judía, que por desgracia estuvo presente entre las incidencias de mis cultivos en la campaña pasada.

Cuando nos encontramos con que nuestro cultivo de judías, en mi caso fueron judías verdes de mata baja, tiene sus hojas amarillentas, enrolladas hacia abajo y con abultamientos, que su crecimiento es muy escaso, y que la producción de flores y vainas es pequeño o casi inexistente, podremos afirmar prácticamente con total seguridad que nuestro cultivo está afectado por esta virosis.

Un virus es un organismo que tiene un material genético que se introduce dentro de la planta de diferentes formas, dando lugar a que esta planta reproduzca la información genética que el virus lleva y que origina los síntomas vistos. Como el virus no tiene capacidad para reproducirse por sí solo, se aprovecha de la planta para que realice esa tarea. Para moverse de planta enferma a planta sana, como tampoco es una tarea que pueda realizar por si mismo, se aprovecha de insectos como pulgones, trips, moscas blancas,... que se denominan vectores.

Los daños dependerán de si somos capaces de detectar a tiempo el problema. Si vemos el inicio del problema en sus comienzos y eliminamos las plantas dañadas (arrancadas y destruidas), puede que no vaya a más, pero si nos descuidamos, puede verse comprometida la cosecha. Otra forma de control, en este caso, indirecto y preventivo, es el control de los vectores, así como de malas hierbas, que también son utilizadas por los virus para reproducirse en ellas.

Espero que os sea útil este artículo y os resulte interesante.


Os remito además a mi canal de Youtube donde podréis ver vídeos sobre temas relacionados con el huerto, que espero sean de vuestro interés.


Un saludo y hasta otra ocasión.