viernes, 8 de abril de 2016

COMO PLANTAR VID O PARRA

Con el siguiente artículo voy a tratar de explicar brevemente como plantar vid mediante estacas.

La forma más habitual de introducir vides o parras en nuestro huerto es a través del empleo de estacas de plantas conocidas y que tienen características que la hacen interesante: resistencia a enfermedades o plagas, buena producción en cantidad y/o calidad, rápido crecimiento,... Si necesitamos una variedad concreta lo mejor es acercarnos al vivero más cercano (o incluso a través de la web) y en estos casos nos proporcionarán material con la variedad ya injertada y lista para poner en el lugar elegido. Esta última opción es algo más cara, pero ofrece garantías de sanidad y características que no tenemos al coger el material vegetal de la parra del vecino.
El material vegetal se debe elegir de plantas con buenas características, y el momento más adecuado es a finales de invierno o principios de primavera para, a continuación, ponerla en el lugar definitivo. En muchas ocasiones no es posible ésto, por lo que se puede conservar el material durante algunas semanas hasta el momento de ponerlo en el terreno. La conservación se hará liando las ramas de las cuales se van a obtener las estacas (y que tendrán una longitud aproximada de 30 – 40 cm) a papel de aluminio y guardándolas en el frigorífico, ya que en él hay una temperatura baja y constante, cierta humedad y oscuridad, que son condiciones idóneas para la conservación de este tipo de material. Para todo lo referido a la realización de estacas o esquejes puedes pinchar en el siguiente enlace que te ofrecerá un vídeo pararealizar esquejes correctamente.
La estaca de vid debe contar con un par de yemas y tendrá unos 15 ó 20 cm. Es recomendable que en la parte inferior se haga un corte en bisel para aumentar la superficie que emitirá raíces, y que el corte de la parte superior se encuentre a 1 ó 2 cm de la yema terminal, para protegerla e impedir que se pierda.
A ser posible habremos realizado el hoyo en el lugar elegido con una antelación de varias semanas, ya que así permitimos una mayor meteorización del suelo y una mejora en su estructura y textura. Antes de plantar, volveremos a depositar la tierra en el hoyo sin presionarla para que esté relativamente suelta.
En el caso de la vid, que es una planta muy rústica, no es necesario aplicar ningún tipo de hormona para facilitar el enraizamiento, pero si queremos mayores garantías de éxito las podemos emplear.
La estaca se introducirá con ayuda de un ahoyador o con la mano en el hoyo, prácticamente en su totalidad pero sin enterrar la yema terminal, y posteriormente presionaremos la tierra para facilitar la expulsión del aire y aumentar el contacto entre material vegetal y tierra, así el enraizamiento será mejor y más rápido.
Nos faltaría realizar el riego de plantación, ya que además de aportar humedad al terreno para facilitar el desarrollo radicular, facilita el contacto entre estaca y tierra.
Por último, podemos colocar un tutor junto a la estaca, pues además de utilizarlo en un futuro para guiar la planta verticalmente, nos servirá como indicador de la presencia de la vid y evitar daños sobre la misma.
Si deseas ver como realizo yo esta tarea, pincha el siguiente enlace. Vídeo: como plantar vides o parras

Espero que sea útil este artículo y resulte interesante.
Te remito además a mi canal de Youtube donde se pueden ver vídeos de temas relacionados con el huerto, que espero sean de interés. (el enlace está disponible en una de las pestañas de la parte superior del blog).